Plantas aromáticas en la cocina, sabor y mucho más

Quienes aman la cocina aman las plantas aromáticas. Todas ellas dan un excelente sabor y salud a nuestros platos. Además cada zona tiene las suyas particulares que le confieren un toque especial y único a la gastronomía. Si quieres tener una cocina hermosa, libre de insectos y repleta de sabor te recomendamos que tengas un buen surtido de plantas aromáticas.

Si no tienes una ventana siempre puedes utilizar los huertos verticales, estanterías o las macetas colgantes. Las aromáticas suelen ser resistentes, aptas para quienes no tienen muy buena mano con las plantas. Lo que sí necesitan es luz, por lo menos 6 horas al día.

Las imprescindibles en la cocina

Hay muchas plantas aromáticas que puedes utilizar como condimento a tus platos y además te ayudarán a hacer bien la digestión o en la circulación de la sangre. Y es que todas las plantas tienen sus propios aportes para la salud.

De las aromáticas se usa el tallo y las hojas, es el caso del perejil o la hierbabuena, las hojas, del laurel, por ejemplo, las semillas de mostaza, o las flores de la albahaca.

Te pasamos un listado breve, 8 plantas aromáticas que no pueden faltar en la cocina. Pero ya sabes que en cualquiera de los herbolarios o floristerías cercanas a tu casa vas a encontrar las que más se adecúan al clima en el que vives.

  • Albahaca: Es una planta muy aromática y agradable y el condimento básico del pesto italiano. Si ves que se te seca, no la tires, porque al año siguiente volverá a salir. La manera de mantenerla todo el año es no dejando que florezca, así no perderá su fuerza.
  • Cilantro. Imprescindible para el mojo canario verde y acompañar las papas, el pescado o el escaldón de gofio. Puedes utilizar tanto sus hojas como sus semillas. Es muy útil para hacer una buena digestión y contra el estreñimiento.
  • Eneldo: El eneldo es una planta un poco delicada, que sirve para para condimentar y marinar pescados. También puedes utilizarlo para aromatizar los aceites del pescado a la plancha.
  • Hierbabuena: Parecida a la menta tiene un aroma y sabor algo más suave. Imprescindible en los caldos.
  • Laurel: es un arbusto y puedes utilizar sus hojas tanto frescas como secas. La propiedad que tiene esta planta es que ayuda a abrir el apetito.
  • Orégano: imprescindible en la cocina mediterránea, en las pastas y las pizzas. Aunque casi siempre se utiliza seco, prueba a añadirlo fresco, ya verás como cambia el sabor.
  • Romero: Esta planta sirve para combinar con todo, tanto fresca como seca. Y ¡hasta sirve para atraer la suerte y el dinero!
  • Tomillo: Siempre es bueno tener tomillo fresco porque en infusión ayuda contra la congestión nasal y los resfriados. Además se utiliza como condimento de carnes de caza, asados y estofados.

Cómo cuidar las plantas aromáticas

Las plantas aromáticas suelen ser fáciles de cuidar. Y si tienes la mala suerte de que se sequen, puedes conservarlas y utilizarlas así. Las aromáticas plantadas en la cocina, hablamos de cultivo interior, necesitan bastante luz.

La ventaja es que se adaptan muy bien a los espacios pequeños, no necesitan mucho suelo. Puedes tener una jardinera con dos o tres especies de aromáticas diferentes, por ejemplo cebollino, menta y cilantro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *