El poder de la miel, energizante y relajante a la vez

La miel es uno de los tesoros de la naturaleza, pero al hablar de miel no podemos pensar en un producto homogéneo. Hay tantos tipos de miel como tipos de flores y combinaciones de las mismas. Lo que sí es cierto es que la miel es un alimento energizante como relajante, y esta es una de sus características, entre otras que te contamos.

Propiedades de la miel como bebida energizante

La miel es un alimento muy completo, que además de endulzar nos aporta mucha energía. Si la tomas en ayunas te dará energía suficiente para el resto del día, aún teniendo un 20% menos de calorías que el azúcar blanca. Este es uno de los motivos por los que las barritas energéticas llevan miel y sea un alimento prescrito para deportistas, personas con elevado gasto energético y un ritmo de vida muy exigente.Entre las más potentes a nivel energético te recomendamos la de amorfa o falso índigo, diente de león, colza, encina y romero. Pero realmente la bebida más energizante basada en la miel es la hidromiel o bebida de los dioses, que también lo era de los guerreros y soldados clásicos. Además de ser revitalizante mejora las digestiones, pero no es apta para abstemios porque tras la fermentación resulta una bebida de elevada graduación, que ronda los 12 grados. Una ventaja: como no tiene lípidos, no produce resaca ni dolores de cabeza, ya que el organismo procesa el alcohol de manera rápida. Poco a poco la hidromiel se está comercializando, y posicionándose en la mesa, ya que se recomienda degustarla como aperitivo, antes de cualquier comida.

Para combatir la ansiedad y dejarse llevar

Y por otro lado, el mismo producto te ayuda a calmar la ansiedad. Si por un lado tiene un alto contenido nutricional tanto en vitaminas como en minerales, también aporta interesantes cantidades de ácidos grasos esenciales omega-3. Precisamente estos ácidos son los que nos ayudan a descansar mucho mejor. Nos ayudan a reducir la sensación de cansancio y la fatiga, tanto mental como física.

Además la miel es rica en azúcares, los cuales aumentan los niveles de insulina de nuestro organismo y producen serotonina. La serotonina es la hormona que mejora nuestro estado de ánimo y nos relaja.

Para que la miel te ayude a combatir la ansiedad puedes comerla sola o que endulce una infusión relajante de manzanilla, tila, melisa, anís o lavanda. Si ves que los nervios que no te dejan dormir vienen del estómago, entonces mezcla el zumo de un limón con un poco de miel y jengibre y tómalo. Tu garganta también lo agradecerá.

Otra receta tradicional para dormir bien es beber un vaso de leche caliente con una cucharadita de miel. Y si tienes tiempo, llena la bañera con agua tibia y disuelve unas cucharadas de miel, liberarás el estrés y, además, el agua tendrá un aroma delicioso que se quedará en tu piel.Las mieles más recomendadas como tranquilizantes naturales son las monoflorales de acacia, azahar, tajinaste, espino blanco, tedera, pitera o barrilla. Algunas de estas mieles sólo se dan en la región Canaria, pero se comercializan a través de establecimientos especializados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *